sábado, 27 de noviembre de 2010

CATÁLOGO DE CORREDORES

Apenas asoma un rayito de sol la gente se vuelca masivamente a los parques para hacer ejercicio y llegar “en forma” al verano. Los corredores son los que más llaman la atención por la variedad de especímenes. Una acción aparentemente sencilla como correr se puede ejecutar de infinitas formas:

- Corredor de temporada. Dos meses antes del verano se quiere ejercitar por todo lo que no hizo durante el año. Recuperar el tiempo perdido corriendo desaforadamente es una idea poco inteligente. Se lo puede reconocer por un rostro completamente rojo, cuerpo encorvado y brazos vencidos.
- Corredor con mala información. Alguna vez escucho que transpirar quema grasas y de ahí en más se ejercita vestido como para ir a esquiar. Los extremistas utilizan bolsas de nylon en contacto con la piel para acelerar el proceso de deshidratación.
- Corredor negador. Aparenta ser un gran deportista pero la pasa terrible. Se cansa mucho, le falta el aire y le duele el cuerpo pero jamás lo reconoce, al contrario, eleva la cabeza en un forzado gesto de superación.
- Corredor con perrito. Es muy común ver como señores y señoras arrastran a pobres perritos regordetes a correr a su lado. Que quede claro, los animales no tienen la culpa de que sus dueños hayan engordado algunos kilos durante el invierno.
- Corredor estrella. Le gusta que lo vean. Respira ruidosamente, usa ropa deportiva de colores vibrantes, corre a un buen ritmo, no se despeina y algo fundamental: ¡no transpira!

Tanto hablar del ejercicio al aire libre me dieron ganas de salir a correr por el parque. Repaso mentalmente lo que necesito para emprender el camino hacia una vida saludable. Equipo deportivo cómodo y con onda obvio, zapatillas anti impacto, mp4, celular (haber si justo me llaman para decirme algo importante), agua, plata por si tengo que comprar más agua, toalla para secar la transpiración, una campera o buzo por si refresca, desodorante para no apestar, un libro por si me aburro y se me da por leer y claro, una mochila para llevar todo esto.

Pensándolo bien, mejor me quedo en casa, tanto preparativo me agota.

8 comentarios:

TIHADA dijo...

Hola Chicos! Me estoy riendo con esta realidad tan bien narrada!
Confieso que alguna vez corrí con la bolsita,jaja, y que ahora me parezco muuchoo a lo que comentan en el final, me preparo con mil cosas y quedo agotada antes de asomar la nariz...¡entonces me dedico a pasear pero...por los blogs, jaja!

ABRAZOS!!!

Esmeralda y Aillen Torres dijo...

Que descripciones tan bien atinadas, nos hemos reído mucho, agregaríamos el del padre con el hijo, ese que le exige haga un buen kilometraje jiji ;)
Saludos y besos

ariel tenorio dijo...

corre Forest...

L.Larios dijo...

viendo una peli! comiendo pochoclos !
quejandome del sol y del calor!

nanoNano :0)

La Cenefa dijo...

Tihada: y si tenes una notebook, lo podes hacer acostada!! jajaj gracias por pasar

Torres: es cierto nunca falta un padre con espiritu de entrenador! gracias por la visita. nos vemos pronto

Ariel: ese si que corria!! abrazo, nos vemos

LLarios: el verano es la excusa perfecta para quejarse de todo!! hasta pronto

carmen dijo...

No hay que correr cenefita.Es malo pal cerebro...

Marcus dijo...

jajaja, tal cual!, todos esos corredores existen!, te falto el que se preocupa y quiere siempre salir a correr, pero también tiene una excusa para decir porque no fue. Como "nadie me acompaña", "hoy estuve a full", "mañana voy seguro!",etc jeje

muy bueno

saludos

La Cenefa dijo...

Carmen: Seguiremos tu consejo!!! Gracias por visitarnos, abrazos

Marcus: "hace mucho calor" "espero a que baje un poquito el sol" "hoy subi y baje las escaleras como tres veces"...
Gracias por tus sugerencias!!! Saludos